Últimas reseñas
La brújula dorada
❤❤❤❤
La forma del agua
❤❤❤❤❤
La forma del agua
❤❤❤❤
Ready Player One
❤❤❤❤
La hermana perla
❤❤❤❤
Reino de ladrones
❤❤❤❤❤
La ira y el amanecer
❤❤❤❤❤
Vértigo
❤❤❤❤

21/5/18

Reseña | La brújula dorada - Philip Pullman

» Título: La brújula dorada
» Título original: Northern Lights
» Autor: Philip Pullman
» Saga: La materia oscura
1. La brújula dorada 
2. La daga
3. El catalejo lacado
» Editorial: Roca Editorial
» Género: Fantástico
» Año: 1995  / Edición: 2017
» Encuadernación: Tapa dura
» Nº Páginas: 400 páginas
» ISBN: 9788417092566
» Precio: 16'90 €
» Comprar: Amazon

Puntuación
Lyra Belacqua y su animal daimonion llevan una vida un tanto salvaje y despreocupada entre los alumnos del Jordan College de Oxford. El destino que la aguarda la conducirá a las heladas tierras del Ártico, donde reinan los clanes de brujas y los osos polares libran virulentas luchas. Su extraordinario viaje tendrá inconmensurables repercusiones mucho más allá de su propio mundo.


Reseña:

Como muchos de vosotros ya sabéis, estoy inmersa en la iniciativa Descubriendo el universo de Philip Pullman, podéis encontrar más información sobre ella en la entrada que da comienzo a esta serie de publicaciones. Con la lectura del primer libro de su trilogía entramos de lleno en el meollo del asunto: valorar las novelas. Así que, vamos a hablar sobre esta fascinante locura que es La brújula dorada.

Ilustración de Keith Robinson
Creo que podemos estar de acuerdo en que, para aquel que no tenga ni idea sobre la historia de estos libros, la sinopsis es insuficiente. De modo que, en primer lugar, haremos una breve presentación del escenario en el que nos sitúa Philip Pullman.

La historia comienza en la ciudad inglesa de Oxford en un periodo de tiempo incierto y en un mundo que, aunque puede recordarnos mucho al nuestro, cuenta con grandes diferencias. La primera de ellas y más evidente es que la mayoría de las personas cuentan con un daimonion, que es una parte del alma que vive fuera del cuerpo y que posee forma animal. Por otro lado, existe otro tipo de razas con sus propias peculiaridades, como es el caso de las brujas o los osos acorazados, que dominan sus territorios en tierras lejanas. Estos serían los elementos fantásticos, pero, otro componente que marca este nuevo contexto que nos presenta Philip Pullman, y que nos es mucho más cercano, es el poder de la Iglesia, cuyo dominio configura y estructura la sociedad y la forma de vida.


Lyra Belacqua es nuestra joven protagonista, una niña de once años que vive en el Jordan College, "el más imponente y rico de todos los colleges de Oxford", tal y como lo describen en la obra. En él se concentran los grandes eruditos y científicos del momento. La razón por la que Lyra reside en él se debe a su tío, lord Asriel, un hombre cruel y violento, que le proporcionó ese 'hogar' al morir los padres de la pequeña (a la que apenas ve por sus continuas expediciones e investigaciones).

El día a día de Lyra se basa en jugar con el resto de niños de otros colleges y de la ciudad, al mismo tiempo que investiga los rincones del Jordan College junto a Pantalaimon, su daimonion, cuya forma preferida es la de un armiño; y con Roger, su mejor amigo y parte del personal de cocina de la institución. Todo cambiará el día en el que se produzca una gran reunión de personalidades en el Jordan, a la que Lyra deberá asistir, muy a su pesar. En dicho encuentro, conocerá a la magnética señora Coulter, una exploradora consumada; con la que acabará viajando a Londres para aprender de ella y ser introducida en la sociedad local, debido a su edad. Todo ello mientras la ciudadanía vive una situación de terror debido a la constante desaparición de niños en múltiples ciudades, entre los que se encuentra Roger, el amigo de Lyra.

Ilustración de Lyndsey Green

No obstante, nada de esto saldrá bien y, tras una sucesión de acontecimientos a los que está predestinada, Lyra comenzará una vida de aventuras que la harán llegar al Norte, donde se verá involucrada en un gran secreto sobre los daimonions, las desapariciones de niños, las auroras boreales y el misterioso Polvo, que puede cambiar el mundo tal y como se conoce. Durante su travesía conocerá osos acorazados, brujas y todo tipo de seres procedentes de las leyendas y los rumores que verá por primera vez con sus ojos.

Una vez familiarizados con La brújula dorada, vamos a analizar la novela en sí y todos aquellos aspectos que destacamos en la publicación introductoria sobre este universo de Philip Pullman.

El primero, del que siento mayor necesidad de hablaros, es lo que ya adelantamos: no es un libro para el público infantil. Vamos a matizar. ¿Es una trama de aventuras y fantasía propia de la literatura infantil cuya protagonista de once años sigue el esquema de La Elegida? Sí. ¿El resto de elementos que conforman la historia están enfocados para niños? Absolutamente, no. De hecho, el propio Philip Pullman ha explicado en más de una ocasión que estos libros no están dirigidos a un público en concreto, al menos, no por intención suya, sino de editoriales y librerías.

La brújula dorada es una novela que puede ser disfrutada por cualquier lector, pero, conforme menor es la edad de dicho amante de la lectura, menos probable es que le extraiga todo su potencial y, sobre todo, comprenda las metáforas, interpretaciones y temas elementales que Pullman trata a través de sus páginas. Es decir, si ponemos el foco en el público infantil, posiblemente se enamorará de la idea de los daimonions, de las aventuras de Lyra y de otros personajes como las brujas o los osos; pero otros conceptos, como todo lo que implica el Polvo y el papel de la Iglesia,  asi como otros entresijos, quedarán en abstracción. Evidentemente, estoy generalizando; pues se trata de una cuestión tanto de madurez lectora como personal, que, no obstante, pueden evolucionar de forma diferente en cada persona. En cualquier caso, es importante ser conscientes de que es un libro complejo en cuanto a los temas que trata.

Sin embargo, esto nos lleva a la narración, con la que tengo sentimientos encontrados, ya que, durante la primera parte de la obra, es un poco difícil de seguir. Pero debo hacer mención especial a las primeras 40 páginas de la novela, en las que, si no se realiza una lectura paciente y atenta, es posible que el lector termine por no enterarse de casi nada. De hecho, mi primer pensamiento fue precisamente sobre un niño leyendo ese comienzo, que se basa en una conversación entre científicos y licenciados del Jordan College, que Lyra escucha a escondidas, en la que no dejan de mencionarse lugares, nombres, instituciones y términos y conceptos, tanto técnicos como fantásticos, propios del universo de la novela. De hecho, la propia protagonista no entiende en su mayoría este diálogo entre adultos.

A pesar de que tenemos una visión muy diferente sobre la novela en sí, estuve completamente de acuerdo con una frase sobre este asunto de nuestra compañera bloguera Hydre Lana, que vi en Goodreads y dice así: "El autor escribe para entenderse él. Al lector como que le da igual". Y, precisamente, el propio escritor parece darle la razón con una de sus declaraciones realizada durante una entrevista en La Vanguardia: "Todo lo que hago es escribir la historia y no estoy pensando en lectores jóvenes o mayores o en nadie más que yo y la historia". Podría considerarse como un estilo propio del autor. Y, además, como parte del enigma y el misterio general que componen la novela. Aunque nos muestra la estructura base de este universo, mantiene confusos y abstractos aspectos como el Polvo, que, tal y como sucede en la historia en sí, queda indeterminado entre la teología y la ciencia. Personalmente, habría preferido una narración más limpia, ordenada y precisa. No obstante, si algo está claro es que La brújula dorada tiene múltiples lecturas e interpretaciones, todas ellas complejas y con matices.

Como ya hemos mencionado, la Iglesia y la religión son los responsables de la configuración y estructuración de la sociedad tal y como se presenta en La brújula dorada. Y, ¿cómo es ese mundo? Terriblemente machista, racista, jerarquizado, violento, ambicioso y carente de escrúpulos, valores o libertad. En realidad, nada que no nos sea familiar, ¿no os parece? Lo que más me ha sorprendido de la novela es precisamente esta fortísima crítica, que ataca la forma de pensar instaurada por la institución religiosa (evidenciada durante los diálogos de todos los personajes), el papel al que la mujer queda relegada y la opresión que vive, la aversión hacia las diversas razas y el rechazo a lo diferente, las atrocidades de las que es capaz el ser humano por justificaciones basadas en la religión, la ambición, la obsesión...

Y, por si Philip Pullman no tuviera suficiente, se encuentran los grandes temas filosóficos y científicos que se entremezclan con las creencias y los elementos teológicos. El núcleo de todo esto es la carrera entre la Iglesia y los científicos por llegar los primeros a la verdad tras el gran misterio que es el Polvo, apropiarse dicho hallazgo y actuar en consecuencia: los científicos en pos de la libertad de expresión y conocimiento (aunque hay quien posee intenciones menos nobles); y la Iglesia adaptando el asunto según su interés para que no vaya en contra de todo lo que ha construido la religión (en la que sí, están incluidos los daimonions, que hasta aparecen en la Biblia). 

Todo esto se ve reflejado en los personajes, pues encontraremos figurantes de todo tipo y que representan cada una de estas realidades que hemos tratado: diferentes razas, ambición, traición, ansía de poder; pero también hay bondad, lealtad, honradez e inocencia. En lo que se refiere a Lyra, nuestra protagonista, es un personaje de tonos grises (como casi todos los personajes, realmente). No es el clásico modelo de una niña de once años que podemos encontrar en otras novelas, en las que la inocencia y el candor son los principales rasgos, como podría ser más bien el caso de Roger, su amigo. 

Lyra es una chica que, a menudo, es descrita como algo salvaje, así como una líder, decidida, indomable, fuerte, astuta y sin miedo. Pero, en algunas circunstancias, también puede ser fría, imprudente e impulsiva. Durante la primera parte de la novela, puede apreciarse en ella incluso parte de la mentalidad impuesta por la Iglesia. Sin embargo, a través del desarrollo de la obra sufrirá una evolución que irá transformando su personalidad y su forma de pensamiento, potenciando algunos aspectos y eliminando otros, conforme se va exponiendo a nuevas realidades y experiencias desconocidas para ella. Al fin y al cabo, es una niña, que necesita aprender y distinguir el bien y el mal, entre otros. Poco a poco, irá camino de convertirse en una heroína, sin ser consciente de ello. Me ha parecido interesante este crecimiento, influido también por su relación con el resto de personajes, que le aportarán valores de todo tipo –o le mostrarán otros que ella rechazará por perversos–. Espero que esto siga en aumento durante los próximos libros, pues otro mensaje que podemos extraer de la obra de Philip Pullman es precisamente la necesidad de viajar, de salir de nuestro nido, de conocer otras culturas, otras formas de pensamiento y otras sociedades diferentes a las nuestras, que nos harán crecer como personas y despejar y abrir la mente.

Sobre la edición de Roca Editorial diré que se trata de unos volúmenes preciosos y con un diseño muy cuidado. Las portadas, en tapa dura, son maravillosas; y, en su interior, cada comienzo de capítulo cuenta con una pequeña ilustración a modo de detalle.

Definitivamente, me dejo cosas en el tintero, pero es que podríamos estar hablando largo y tendido sobre esta novela en su conjunto. En cuanto a la película, y por lo que recuerdo de ella, son muy diferentes, de hecho, no estoy segura de si el film incluye siquiera el final del libro o si lo cortaron pensando en su segunda entrega (que nunca llegó ni llegará, al parecer). Si estoy equivocada, decidme en comentarios, por favor.

Puntuación
La brújula dorada es una novela que parte de la base de una aventura fantástica a través de la que se desarrollan todo tipo de grandes cuestiones relacionadas con la religión, la ciencia y la filosofía. Del mismo modo que acompañaremos a la joven Lyra por viajes en el Norte junto su daimonion, osos acorazados y brujas, en la búsqueda de su amigo desaparecido; seremos testigos de la fuerte crítica del autor hacia la discriminación, el sometimiento, la violencia y la maldad humana, con la religión o la ambición como justificaciones. Se trata de una novela compleja y abierta a múltiples interpretaciones que, especialmente en su inicio, requiere de una lectura atenta para no perderse entre tanto flujo de información. Personalmente, no es una novela que recomendaría a niños, sino más bien a un público adolescente, aunque siempre dependerá de cada persona. 


Sobre el autor:

Philip Pullman, escritor inglés nacido en 1946, publicó en 1995 Luces del norte (Northern Lights), el inicio de la trilogía La materia oscura. Esta primera novela fue titulada en Estados Unidos como La brújula dorada (The Golden Compass), que es el nombre con el que más se la ha conocido en España y otros países, así como con el que finalmente se quedó. La historia prosigue con la segunda parte, La daga (The Subtle Knife), y la tercera y última, El catalejo lacado (The Amber Spyglass), novelas publicadas en 1997 y 2000, respectivamente. Ha recibido diversos premios, como el premio Memorial Astrid Lindgren en 2005. En 2017 presentó el primer libro de su nueva trilogía, ambientada en el universo de La brújula dorada, se trata de El libro de la oscuridad (The Book of Dust).

¿Qué os ha parecido el libro? ¿Lo habías leído? 
Si lo habéis hecho espero recibir vuestras opiniones en los comentarios. 
¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Hola, preciosa. Me encanta esta situación de que estemos las dos metidas en la saga, por distintos motivos, y que justo hoy sacara yo mi especial (mencioné tu entrada anterior, que amé), porque así el mundo se llena de Pullman y cosas lindas (?) y quien quiera saber más, tiene de todo para leer. Bien nosotras (?

    Me gustó mucho tu reseña, además está muy detallada y el nivel de análisis me parece excelente. Hay solo una cosa con la que no estoy de acuerdo y es la narración, que ni cuando era niña ni ahora se me hizo complicada, pero es una cuestión bastante personal así que puedo entenderlo por ahí :)

    Voy a estar súper atenta a todo lo que escribas sobre la saga ♥ Y obvio, cuando quieras charlamos porque qué ganas que tengo de charlar de estas novelas jajaja.

    Besototes.

    ResponderEliminar
  2. Vi la peli hace mucho tiempo y me gustó, tengo el libro esperando a ser leido.... Fantástica reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, este es un libro que tengo que leer, pero más adelante, cuando tenga tiempo para leerlo tranquilamente y poder recrearme en esas reflexiones y críticas. Seguramente lo lea cuando acabe la saga de "Las Crónicas de Narnia", donde también hay tela para reflexionar... ¡Ya nos contarás si continúas la trilogía!
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  4. Hola Alex!

    Pues sinceramente, esta novela me pareció un auténtico truño. De hecho, la tiré al cubo de la basura al llegar a la página 90. Para mí es de todo menos una buena novela, no solo por la forma de escribir del autor (subordinada+subordinada+subordinada) que lo hace para entenderse él, sino por la cantidad de despropósitos que hay.

    Pero antes, voy a tu reseña, el principal problema que le veo al libro es su protagonista. Esa niña es una psicópata, no es normal que disfrute con esos 'juegos' o que incluso haga chistes sobre asesinatos y mierdas varias y a todo el mundo le parezca normal. Después está el tema en que es una niña que no tiene evolución y que incluso hay partes en que se contradice a sí misma. No me fastidies que ves normal el disfrutar viendo cómo matan y le cortan la piel a una foca. O que se vaya con la primera señora que encuentra. Por otra, está el tema de que lo de la crítica a la pederastia no lo he visto por ningún lado, y más que crítica a la iglesia queda como algo deshinchado que no lleva a ningún sitio. Ya por no hablar de las marichuladas que hay dentro del libro tipo (hola, puedo tener un harén, o critico a las demás licenciadas because of, o las mujeres a la cocina porqué sí). Claaaaaaro.

    Lo de catalogarlo como infantil, ya si eso nos lo pasamos por el forro. Niña de 11 años, pues le ponemos la etiqueta de infantil y santas pascuas. Porqué sí, porqué las editoriales piensan con el tercer ojo. Vamos, es que no se me ocurriría que mi churumbel tocase este libro con un palo, te lo digo. Qué p*** asco.

    Coño! Pero si salgo yo XXXD No en serio, tú te crees que me ha sido más fácil leer a Noam Chomsky, a Michael Focault que a este señor? No sé pero como autor, a parte de escribir para divertirte escribes para que se te entienda, para que los demás se lo pasen bien con tu novela, es la base, la escritura es comunicación y las declaraciones de este señor no juegan a su favor. Es como 'venga, voy a darle al teclao y que ya si eso, los conceptos y la estuctura narrativa, ya la entenderán los demás'. Tócate las narices, Álex, que eso lo dice mi cuñao en nochebuena y le llamamos tonto, pero lo dice este señor y es un genio. XD

    El las 90 páginas que tuve el desazón de leer, sinceramente, no me pareció que la crítica a la iglesia fuese tan, tan, tan. Simplemente que el machismo (que lo hay) en algunas ocasiones no se ve enmarcado en dicho término, sino como se explica que una niña de esa edad piense así?

    Respecto al filme, termina cuándo el tipo del globo, Lyra y un Oso están volando hacia descubrir qué es el polvo. El libro, ni puñetera idea de cómo acaba, y ni el menor interés. Y te iba a decir algo más, pero ahora no me acuerdo.

    Un besote enoooorme!! ♥

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo que vi la peli y me gustó mucho, es verdad que llevo un tiempo pensando en leer el libro y creo que es buen momento, ya viene el veranito y mi mes de vacaciones para disfrutar de más lecturas muajajaja
    Un bes💕

    ResponderEliminar